Latest

¿Quién teme a los movimientos sociales, la PAICAM y a Naty?

Aquí os dejo la versión larga de la carta publicada en El Periódico sobre el ICAM, la PAICAM y el caso de Naty.

Para más información: http://paicam.blogspot.com.es/

¿Quién teme a los movimientos sociales, la PAICAM y a Naty?

Foto Naty Paicam Ciutat de la Justicia

El caso de Naty (administrativa contable de 33 años) sería simplemente un caso más de los muchos que engrosan la lista de personas enfermas que pasan por el ICAM (Instituo Català d’Evaluacions Médiques) y a las que no se reconoce la baja o la incapacidad que solicitan con informes dictaminados por médicos de la seguridad social, si no fuera porque a Naty se le ocurrió protestar.

En 2011 Naty sufrió un infarto de corazón por disección coronaria. En 2016 tuvo un ictus de hemisferio izquierdo y displasia de carótida izquierda. Desde entonces sufre una serie de secuelas físicas y psicológicas, junto con dos enfermedades congénitas, sin solución, que la dejan incapacitada para poder ejercer un trabajo (displasia fibromuscular arterial y hiperhomocisteinemia).
Desde Enero de este año he tenido la oportunidad de conocerla y compartir momentos con ella. Quiero destacar dos circunstancias que me parecen importantes para entender su estado vital. Primero, la idea de no poder volver a trabajar la lleva casi peor que sus enfermedades. No entraba en sus planes y su código ético todavía no le permite aceptar que ése va a ser su futuro. Naty era una persona muy dinámica a la que le encantaba su trabajo. Sigue siendo muy dinámica mentalmente, pero sus energías físicas dañadas junto con sus dolencias no le permiten tener una profesión, sentirse útil como antes o ser económicamente independiente. Segundo, en una semana cualquiera, Naty puede tener varias migrañas fuertes (para las que sólo puede tomar paracetamol), vómitos, diarreas y sangrados, además de otros dolores incapacitantes. Varios días, pues, los pasa enferma y el resto, si se ve con fuerzas, va a las visitas con alguno de sus numerosos médicos. A todo esto hay que añadir que cuando realiza cualquier actividad fuera de su casa, después necesita uno a dos días para recuperarse.

Naty hubiera sido una más de las enfermas que, debido a la gestión economicista de la ICAM, hubiera aumentado las estadísticas de población vulnerable, marginada o excluida en Catalunya. Pero a ella la indignación frente al trato y al dictamen negativo recibido y su espíritu de sobrevivencia le llevaron a acampar a las puertas de la ICAM. Y ahí ocurrieron dos cosas directametne proporcionales: por un lado, gracias a esta acampada se formó la PAICAM (la Plataforma de Afectadas por el ICAM) y por otro, la ICAM inició toda una serie de represalias contra Naty que culminaron, en ese momento, en un juicio contra ella por “daños y coacciones,” al que más tarde se unió La Generalitat de Catalunya (ambas partes retiraron los cargos pocas semanas después).

Las actuaciones controvertidas de la ICAM han salido a la luz pública, su máxima responsable, la subdirectora Consol Lemonche fue destituida recientemente por el consejero de sanidad catalana Toni Comín, y la PAICAM continua creciendo tanto a nivel de número de personas implicadas (enfermas y solidarias) como con nuevos nucleos a nivel geográfico.

La PAICAM es un movimiento social que persigue un bien colectivo para la ciudadanía. Pero vivimos en un sistema democrático en el que cada vez más, a medida que aumentan los recortes, se criminalizan la denuncia y la protesta . Esto es justamente lo que ocurrió el Jueves 9 de Junio en el juicio por un alta injustificada. Del grupo de unas 30 personas que asistimos en su apoyo, unas 12 subimos para asistir al juicio público. Sin embargo, en el momento en que íbamos a entrar, nos dijeron que no podíamos hacerlo. El juicio se convirtió en un “juicio privado”, a puerta cerrada, a demanda de los abogados de la parte demandada. El mensaje implícito era que la presencia de la PAICAM era peligrosa y por ello se había alertado también a los mossos de la posibilidad de altercados.

Esta carta la escribo con la doble intención de hacer públicas las irregularidades de la ICAM en el caso de Naty y otras afectadas y afectados, y de advertir contra prácticas anti-democráticas de criminalización y censura a los movimientos de protesta y lucha social (y a sus activistas) desde instituciones públicas a nuestro servicio. Paicameras, enfermas y solidarias sí; amordazadas no. El silencio no es una opción cuando hay personas enfermas que para tener una vida digna se ven forzadas a luchar (a pesar de sus padecimientos diarios) reclamando unos derechos que son suyos. No podemos permitir que se sume oprobio al daño, en una cadena infinita de injusticias y ataques a una de las partes más vulnerables de nuestra población.

 

http://www.elperiodico.com/es/entre-todos/participacion/silenciaran-los-que-protestan-contra-icam-75060

protesta-natividad-lopez-sentada-tienda-campana-ante-institut-catala-davaluacions-mediques-pasado-jueves-1445026085104

VIERNES, 1 DE JULIO DEL 2016 – 09:32 H

El caso de Naty (administrativa contable de 33 años) sería simplemente un caso más de los muchos que engrosan la lista de personas enfermas que pasan por el Institut Català d’Avaluacions Médiques (ICAM) y a las que no se reconoce la baja o la incapacidad que solicitan (con informes dictaminados por médicos de la Seguridad Social) si no fuera porque a ella se le ocurrió protestar.

En 2011 tuvo un infarto de corazón y en 2016 un ictus. Desde entonces sufre secuelas, junto con dos enfermedades congénitas, sin solución, que la dejan incapacitada para trabajar (displasia fibromuscular arterial y hiperhomocisteinemia). En una semana cualquiera, puede tener varias migrañas, vómitos, diarreas y sangrados, además de otros dolores.

Naty hubiera sido una más de las enfermas que, debido a la gestióneconomicista de la ICAM, hubiera aumentado las estadísticas de población excluida en Catalunya. Pero a ella la indignación la llevó a acampar a las puertas de la ICAM. Ahí, por un lado, se formó la Plataforma de Afectadas por el ICAM (PAICAM) y por otro, la ICAM inició una serie de represalias que culminaron en un juicio contra ella por “daños y coacciones”, al que después se unió la Generalitat de Catalunya (ambas partes retiraron los cargos más tarde).

Las actuaciones irregulares de la ICAM han salido a la luz pública y la PAICAM continúa creciendo, pero vivimos en un sistema democrático en el que se criminaliza la protesta a medida que aumentan los recortes. Esto volvió a ocurrir el 2 de junio en el juicio público por un alta injustificada de Naty, cuando no nos dejaron entrar a varias personas que habíamos acudido a apoyarla.

Quiero advertir contra prácticas anti-democráticas de criminalización y censura a los movimientos de activismo social en general y a la PAICAM, en particular. El silencio no es una opción cuando hay personas enfermas que para tener una vida digna se ven forzadas a luchar, a pesar de sus limitaciones, reclamando unos derechos que son suyos.

El juicio se convirtió en un juicio privado, a puerta cerrada, a petición de los abogados de la parte demandada.  El mensaje implícito era que la presencia de la PAICAM era peligrosa, y por ello se había alertado también a los mossos de la posibilidad de altercados.

Cartas relacionadas

“El ICAM me obligó a trabajar sin estar recuperada de un cáncer de mama”

“No me he recuperado de una intervención en la mano pero el ICAM me obliga a volver a trabajar”

“A mi mujer con fibromialgia diagnosticada el ICAM la obliga a volver al trabajo”

NO AL EXPOLIO DEL PRO-COMUN!.

One of the main reasons why for me it is important to claim “the commons” is that it is all inclusive (all humanity and all times): We can talk about the historical Magna Carta and enclosures, but also about 21st century urban self-governed centers -like Can Batlló- “concejos” in villages such as León, and the Indigenous traditional caretaker communities. And many other realities of people who get organized in order to self manage common “goods” which will pass from generation to generation…! NO TO THE THEFT OF THE COMMONS!.


Una de las razones por las que creo que es importante reclamar “el pro-común” es porque es inclusivo (toda la humanidad y todos los tiempos). Así, podemos estar hablando de la Magna Carta y los “enclosures” pero también de los espacios urbanos autogestionados del siglo XXI -como Can Batlló-, los concejos vecinales de pueblos de León, y los sistemas de auto-gobierno de las comunidades indígenas. Y otras muchas realidades de personas que se organizan para auto-gestionar un bien común que pasará de generación en generación…! NO AL EXPOLIO DEL PRO-COMUN!.

“The Magna Carta Manifesto: Liberties and Commons for All” de Peter Linebaugh

Fanstástica explicación de Peter Linebaugh sobre sus descubrimientos de la Magna Carta.

Interview with Peter Linebaugh, Professor of History at the University of Toledo and author of “The Magna Carta Manifesto: Liberties and Commons for All” recorded March 14, 2009.

Estatutos de cesión para centros autogestionados que son ya “bienes comunales”

Claro que sí, un Estatuto creado por los centros autogestionados para establecer un modelo justo de cesión de espacios por parte de la Administración. Hay que asegurar legalmente el presente y el futuro de nuestros “bienes comunales”. YA en Barcelona. ¿Nos arremangamos?

http://www.madridiario.es/noticia/425266/canal-social/los-nueve-colectivos-que-aspiran-a-autogestionar-espacios-cedidos-por-el-ayuntamiento.http

1440694081_centro_thumb_722

Stop al Expolio de los Bienes Comunales, documental de 15M León, 2013

Fantástico documental de 15M León “Contra el proyecto de ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local” que quiere acabar con los bienes comunales, concejos y juntas vecinales de los pueblos de nuestro territorio.

Contra la desaparición de los Concejos y las Juntas Vecinales:
http://www.change.org/es/peticiones/s…
Omaña, La Maragatería, Tierra de Campos, las Hoces de Vegacervera, el Torío…, sus pueblos, sus gentes y sus bienes comunales son los protagonistas de este documental, que refleja la lucha por la conservación y custodia del patrimonio compartido frente a la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local; norma que, a propuesta del Gobierno Central, incorpora, entre otras agresiones, la de expoliar los bienes comunales de nuestros pueblos.
A través de la palabra de los que no suelen ser escuchados –ya sean vecinos o pedáneos-, y conjuntamente con la opinión de destacados defensores de la vida en los pueblos y comarcas, el documental, como en una sola voz, argumenta, apelando a las razones y las emociones, contra las falsas metas de “racionalización” y “sostenibilidad” que esta Ley reclama. Y así refutando las odiosas ideas de la administración, se recrea la voz de la gente recordando el valor de hacenderas y bienes comunales, tan vivos entre ellos; o se emocionan las palabras citando el respeto y cuidado de lo común: los trabajos de alcantarillado y canalización del agua de todos; las labores de construcción de molinos, acequias, consultorios, escuelas… En fin, va quedando en expresión rotunda y clara, la labor de los vecinos que, en equilibrio con el medio, asegura la pervivencia de pueblos y gentes; y podría asegurar, se viene a decir, la de aún más gentes y pueblos.

Equilibrio, también, en los concejos –formas de participación democrática y directa en la toma de decisiones sobre lo común- que corren peligro de morir por la voracidad del mercado, o -lo que se viene llamando- la sed de ganancias, el ansia de dinero. Eso sí, disfrazando la hazaña con razones y leyes que sostienen con cara seria cómplices gobiernos y administraciones.
La elaboración del documental, por otro lado, los trabajos de rodaje, edición o producción se han llevado a cabo, como si de un bien comunal se tratara, gracias a la generosa participación de tanta y tanta gente, cuya voz casi anónima ha intentado llevar a la práctica, a su modo, una atrevida hacendera. Quedemos todos bien pagados si conseguimos, con el clamor de más y más gente, parar el expolio de nuestros pueblos.

Our collective capacity in service of the commons

En Cloughjordan Ecovillage, Tippery, Irlanda, tres días intensivos investigando y organizando proyectos sobre the commons. Con Michel Bauwens, David Bollier, Davie Philip y otr@s compañer@s.